ALEX FERGUSON

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sir Alexander Chapman «Alex» Ferguson, CBE, más conocido como Sir Alex o Fergie (31 de diciembre de 1941 Govan - Glasgow) es un entrenador y ex-futbolista escocés, técnico del Manchester United desde 1986.

Ha entrenado al East Stirlingshire, al St. Mirren y al Aberdeen, desde dónde se trasladó al banquillo de Old Trafford. También ha sido seleccionador escocés tras la muerte de Jock Stein.

Ha entrenado durante más de dos décadas al Manchester United, convirtiéndose en el técnico con más años en el equipo desde Matt Busby (1945-1969). Con él en el banquillo, el Manchester United ha obtenido once campeonatos ligueros y dos títulos europeos - más títulos que en toda su historia. También ha sido nombrado «entrenador del año» en más ocasiones que cualquier otro en la historia. En 1999 se convirtió en el único entrenador en obtener en un mismo año y con un equipo británico Premier League, FA Cup y Champions; asimismo, es el único entrenador que se ha impuesto en la FA Cup en cinco ocasiones, así como el único técnico en obtener la Premier con el mismo equipo en tres ocasiones consecutivas (1998–99, 1999–2000 y 2000–01; 2006–07, 2007–08 y 2008–09). En 2008 se convirtió - después de Brian Clough (Nottingham Forest) y Bob Pasley (Liverpool) - en el tercer entrenador británico en obtener en dos ocasiones la Champions League.

En el plano individual es miembro del English Football Hall of Fame y comandante del Imperio Británico (CBE), honor que le concedió Isabel II en 1999. Además, después de conducir al equipo de la ciudad hacia la «edad de oro» de su historia, el ayuntamiento de Aberdeen le concedió el Freedom of the City of Aberdeen.

Vida personal

Es hijo de Alexander Beaton Ferguson, un ayudante de chapista en la industria naútica, y su esposa Elizabeth Hardie.[1] En la actualidad reside en Wilmslow (Cheshire) con su esposa Cathy Ferguson, con la que se casó en 1966; fruto de este matrimonio nacieron Mark Ferguson (n. 1968), Darren Ferguson (n. 1972) - manager del Peterborough United - y Jason Ferguson (n. 1972) - empresario.

Ferguson en Old Trafford.

Juventud

Nació el 31 de diciembre de 1941 en Shieldhall Road (Govan), lugar de residencia de su abuela; aunque su infancia transcurriría en el 667 de Govan Road dónde vivió con sus padres Alexander y Elizabeth y con su hermano menor, Martin Ferguson (n. 1942). Cursó sus estudios en la Broomloan Road Primary School y después en el Govan High School.

Jugador

Comenzó su carrera como amateur en el Queen's Park, donde debutó como delantero a los dieciséis años. Ha descrito su primer partido como una «pesadilla», a pesar de anotar en la derrota (2-1) del equipo ante el Stranraer. Cómo el Queen's Park era un club amateur, se desempeñó como aprendiz en los astilleros de Clyde, dónde se convirtió en un activo representante sindical. El 26 de diciembre de 1959 disputó su encuentro más importante con el Queen's Park; en dicho lance cayeron derrotados (7-1) ante el Queen of the South con cuatro tantos del ex-internacional inglés Ivor Broadis.

Aunque anotó veinte tantos en 31 encuentros con el Queen´s Park - con lo que se convirtió en el máximo anotador del equipo- su empleo le impedía jugar todos los encuentros, a causa de lo cual se trasladó al St. Johnstone en 1960. Con su nuevo club volvería a convertirse en un anotador activo, pero se encontró con el mismo problema de antes. Cuando la situación resultaba insostenible, el entrenador le convocó para un encuentro ante el Rangers en el que anotaría un «hat trick» liderando la sorprendente victoria del St. Johnstone. En 1964 el Dunfermline lo contrató y Ferguson decidió dar el salto definitivo al fútbol profesional.

En la temporada 1964/65 su equipo quedó a un punto de obtener la SPL y alcanzó la final de la Copa de Escocia en la que cayeron derrotados (3–2) - con Alex en el banquillo - ante el Celtic. En la temporada 1965/66 anotó 45 tantos en 51 encuentros, con lo que se convirtió junto a Joe McBride (Celtic) en el máximo anotador de la SPL con 31 tantos.

Continuó su carrera con los «protestantes», hasta que un error en la final de la Copa de Escocia de 1969[7] - en la que debía marcar al capitán del Celtic, Billy McNeill - lo desplazó del primer equipo condenándolo al equipo filial. Hay quien ha dicho que su matrimonio con Cathie - que era católica - tuvo mucho que ver en su salida del equipo; no obstante, él mismo escribiría en su autobiografía que el equipo conocía cuales eran las creencias de su esposa en el momento de contratarle, y que su ocaso vino tras el error en el encuentro final de copa.

Ese año el Nottingham Forest quiso contratarle,pero Cathie no quería mudarse a Inglaterra, así que Alex aceptó la oferta del Falkirk, donde le contrataron en calidad de futbolista-entrenador. En 1974 terminó su carrera en el Ayr United.

Entrenador

East Stirlingshire

En el verano de 1974 el East Stirlingshire lo contrató como entrenador. Alex cobraba 40 libras a la semana en un equipo que ni tenía portero. Allí se labró una reputación de hombre duro; de hecho, el delantero Bobby McCulley afirmó que: «nunca he tenido miedo de nadie, pero Ferguson era un bastardo terrorífico desde el principio». Sus decisiones tácticas eran respetadas por el equipo y los resultados del club mejoraron considerablemente.

En octubre de 1975 el St. Mirren quiso hacerse con sus servicios. El St. Mirren era un equipo mayor, por lo que Alex aceptó la oferta; a esta decisión contribuyó Jock Stein, que le aconsejó cambiar de aires.

St. Mirren

Entrenó el St. Mirren entre 1974 y 1978. Durante este tiempo transformó totalmente un equipo que se encontraba en la mitad inferior de la Second Division llevándolo a ser campeón de la First Division en 1977 y descubriendo talentos como Billy Stark, Tony Fitzpatrick, Lex Richardson, Frank McGarvey, Bobby Reid y Peter Weir que llevaron a cabo un sistema de ataque soberbio. La media de edad del equipo que obtuvo el campeonato era de 19 y el capitán - Fitzpatrick - tenía 20.

En 1978 el equipo decidió despedir al entrenador escocés, convirtiéndose en el único que lo ha hecho en toda su carrera. Alex denunció al equipo por despido improcedente, pero perdió el caso sin posibilidad de apelación. Billy Adams escribió en su artículo en el Sunday Herald del 30 de mayo de 1999 que la versión oficial establecía que Alex había violado el contrato en numerosas ocasiones e incluso había concedido al equipo primas no autorizadas por la dirección.[18] También le acusaron de comportarse de manera intimidatoria con una secretaria al querer obtener ciertas ventajas fiscales para el equipo; no habló con ella en seis semanas, le confiscó sus llaves y sólo se comunicaba con ella a través de un asistente de 17 años. El tribunal concluyó que Alex era «mezquino» e «inmaduro». El presidente del St. Mirren - Willie Todd - afirmó durante el proceso que Alex «no tenía habilidades como entrenador».

El 31 de mayo de 2008 The Guardian publicó una entrevista de Todd. En ella explicaba que la razón del despido había sido una violación del contracto en virtud de la cual Alex había aceptado una oferta del Aberdeen. Jim Rodger, del Daily Mirror, entrevistó al técnico escocés, que afirmó que había solicitado que un miembro del equipo le acompañara a su nuevo destino y que contó a la directiva del St. Mirren que se quería ir. Todd expresó su pesar por lo sucedido pero culpó al Aberdeen de no negociar una compensación.

Comienzos

En el verano de 1978 se convirtió en el nuevo entrenador del Aberdeen en sustitución de Billy McNeill, quien había sido contratado por el Celtic. El Aberdeen era uno de los equipos más importantes de Escocia - sólo el Celtic había quedado por encima de ellos la temporada anterior - pero no había obtenido la liga desde 1955.[21] Al principio hubo dificultades con los más veteranos del equipo - como Joe Harper - que no creían que un hombre que no era mucho mayor que ellos fuera capaz de entrenarlos.Ese año el equipo cayó derrotado en las semifinales de la Scottish F.A. Cup y en la final de Scottish League Cup, y terminó cuarto en liga.

En diciembre de 1979 cayeron en el encuentro final de copa - esta vez ante el Dundee United - tras la disputa de un desempate. Alex asumió la responsabilidad de la derrota afirmando que debía haber introducido ciertos cambios.

Éxito en Escocia

Aunque el equipo comenzó la temporada bastante mal, la situación cambio por completo al empezar el año, tanto que acabaron alzándose con el campeonato tras imponerse por 5-0 en el último encuentro. Era la primera vez en quince años que Celtic o Rangers no eran campeones. De este modo obtuvo el respeto del equipo: «Ese éxito nos unió. Finalmente creyeron en mi».

Alex continuaba siendo un hombre duro y estricto; de hecho, el equipo le llamaba «Furious Fergie» («Furioso Fergie»). Multó a uno de sus futbolistas - John Hewitt - por adelantarle en una vía pública, y la emprendió a patadas con una tetera durante el descanso de un encuentro en el que el equipo había hecho una mediocre primera mitad. No estaba contento con la atmósfera del equipo, así que quiso motivarles acusando a los medios escoceses de apoyar a los clubes de Glasgow.[ En 1982 el equipo obtuvo la victoria en la Scottish Cup. Los «Wolves» quisieron contratarle, pero el técnico escocés les rechazó porque el equipo británico no estaba en un buen momento y porque «no había cumplido ni la mitad de sus ambiciones con el Aberdeen».

Conquista de Europa

Alex llevó al Aberdeen a un éxito aún mayor la temporada siguiente (1982-83). Clasificados para la Recopa de Europa tras vencer en la Copa de Escocia, eliminaron contra todo pronóstico al Bayern de Múnich - que había aplastado (4-1) al Tottenham Hotspur en la ronda previa. Willie Miller ha dicho que este encuentro dio al equipo la confianza necesaria como para creer que eran capaces obtener el torneo el 11 de mayo de 1983 se impusieron (2-1) en la final ante el Real Madrid. De este modo el Aberdeen se convirtió en el tercer equipo escocés en obtener un título europeo. Alex afirmó que «ahora he hecho algo importante en la vida». El equipo realizó un buen campeonato liguero y revalidó la Copa de Escocia imponiéndose (1-0) en la final al Rangers; no obstante, Alex no estaba contento con el partido del equipo, que calificó como una «vergonzosa actuación» en una entrevista a la televisión.Finalmente se retractaría de dichas declaraciones.

En la temporada 1983-84 el Aberdeen cosechó una racha de buenos resultados que le permitieron llevarse la SPL y la Copa de Escocia. El espectacular currículo del entrenador escocés le llevó a entrar en la Orden del Imperio Británico (OBE) en 1984.[33] Rangers, Arsenal y Tottenham Hotspur quisieron contratarle. En la temporada 1984-85 el equipo retuvo el campeonato de Escocia; no obstante, un año después (1985-86) cayeron a la cuarta plaza, aunque alzaron las dos copas domésticas. En abril de ese mismo año se reunió con el presidente del equipo - Dick Donald - y le transmitió su deseo de abandonar la entidad en verano.

Durante la ronda clasificatoria del Mundial de México Alex era simplemente uno de los asesores de la selección escocesa; no obstante, la muerte del seleccionador Jock Stein el 10 de septiembre de 1985 - al terminar un encuentro en virtud del cual a Escocia le restaba imponerse en una eliminatoria a Australia para obtener la clasificación - colocó al técnico de Govan al frente del equipo en la eliminatoria ante los australianos. Durante esta breve etapa Archie Knox entrenó al Aberdeen.

Ese mismo año Alex rechazó reemplazar a Peter Shreeves como entrenador del Tottenham Hotspur, empleo que acabó recayendo en el técnico del Luton Town, David Pleat. También rechazó sustituir a Don Howe en el Arsenal y George Graham obtuvo el puesto.

En verano se especuló con que Alex iba a reemplazar a Ron Atkinson como entrenador del Manchester United, que había caído al cuarto puesto de la clasificación después de que una racha de diez victorias consecutivas hiciera que el título pareciera inevitable. Aunque el técnico escocés continuó unos meses más en Aberdeen, aceptó el nombramiento en noviembre de 1986.

Manchester United

Primeros años (1986-90)

El 6 de noviembre de 1986 era nombrado nuevo entrenador del Manchester United. Nada más al empezar expresó su preocupación porque muchos de sus futbolistas - como Norman Whiteside, Paul McGrath y Bryan Robson - bebían demasiado y estaban deprimidos; a pesar de los numerosos problemas del Manchester, el técnico escocés impuso su disciplina y llevó al equipo a terminar el año en undécima posición. Ese año los reds devils obtuvieron una única victoria a domicilio - en Anfield ante el Liverpool (1-0), única derrota en casa de los reds esa temporada que les impidió revalidar el título. Nombró a Archie Knox - asistente suyo en Aberdeen - como su asistente en el Manchester United.

En la temporada 1987-88 realizó importantes contrataciones, entre las que se contaban las de Steve Bruce, Viv Anderson, Brian McClair y Jim Leighton. Estos hombres contribuyeron notablemente a mejorar el juego del equipo, que terminó el año a sólo nueve puntos del Liverpool. Un año después (1988-89) se esperaba que el equipo estuviera de nuevo arriba; además, Mark Hughes volvía del Barcelona, donde había estado dos años. A pesar de ello el equipo quedó undécimo en la Premier y cayó derrotado (1-0) en casa ante el Nottingham Forest en la sexta ronda de la FA Cup. Ese año el equipo disputó un amistoso ante Bermudas y otro ante el Somerset County Cricket Club. Durante el encuentro ante el Somerset tanto Alex como Knox saltaron al campo.

Para la temporada 1989-90 el Manchester realizó otro importante desembolso en dos centrocampistas - Neil Webb y Paul Ince - y un defensa - Gary Pallister. El año comenzó con una contundente victoria (4-1) sobre el Arsenal - campeón del año anterior - pero rápidamente las cosas se complicaron. En septiembre el Manchester City humilló (5-1) a los red devils. Tras ello vinieron seis derrotas y dos empates en ocho encuentros. En Old Trafford una bandera rezaba: «tres años de excusas y esto es todavía una basura» y numerosas voces pedían el despido del escocés.Años después Alex describió el diciembre de 1989 como «la etapa más oscura de su carrera».

Tras siete encuentros sin conocer la victoria, al Manchester United le tocaba enfrentarse al Nottingham Forest en la tercera ronda de la FA Cup. El Forest estaba realizando una buena temporada y todos los análisis apuntaban a que el United caería derrotado, lo que precipitaría el despido de su entrenador; no obstante, el United se impuso al Forest (1-0) con un tanto de Mark Robins y acabó obteniendo la copa al derrotar (1-0) al Crystal Palace después de empatar a tres en el primer encuentro. Gracias a esta victoria Sir Alex se mantuvo en el banquillo del Old Trafford.

Primera Corona (1990-93)

En la temporada 1990-91 el United mejoró notablemente sus resultados y acabó sexto; no obstante, ello no era suficiente y muchos aficionados dudaban que el entrenador escocés pudiera conquistar la Premier - que el United no obtenía desde la retirada de Busby.[40] Ese mismo año quedaron subcampeones de la Copa de la Liga después de caer derrotados (1-0) ante el Sheffield Wednesday y campeones de la Recopa de Europa imponiéndose (2-1) en el último encuentro al Barcelona. Tras este partido Alex afirmó que el United ya estaba capacitado para obtener el título de liga.

Finalizado el año Alex nombró a Brian Kidd como su nuevo asistente ya que Archie Knox aceptó una oferta del Rangers y se convirtió en la mano derecha del entrenador del club escocés - Walter Smith.

La temporada 1991-92 no estuvo a la altura de las expectativas de Ferguson; de hecho, el entrenador escocés declaró que «muchos en los medios creen que mis errores han contribuido a este descalabro». A pesar de estas afirmaciones el United se impusó en la Copa de la Liga y en la Supercopa de Europa aunque cedió el título liguero al Leeds United después de liderar la clasificación durante casi todo el año. Ferguson creía que él no contratar a Mick Harford del Luton Town había costado el campeonato al United, y que el equipo necesitaba un «empujón extra» si quería obtener el título.

Finalizado el año el United se dedicó a buscar un nuevo delantero. Primero intentaron hacerse con los servicios de Alan Shearer del Southampton, pero el Blackburn Rovers les adelantó y acabaron contratando a Dion Dublin del Cambridge United a cambio de un millón de libras.

El nuevo año comenzó con muy malos resultados - en noviembre eran décimos en la clasificación - y de nuevo parecía que al United iba a escapársele el campeonato. No obstante, con la contratación del delantero del Leeds United Éric Cantona - a cambio de 1.2 millones de libras - la situación cambió notablemente. Cantona y Hugues constituyeron una delantera temible y condujeron al equipo a lo más alto de la clasificación. Veintiséis años después acababa la espera, el United celebraba la consecución de la Premier acabando el año con diez puntos más que el Aston Villa. Alex fue nombrado «entrenador del año» por primera vez.

Doble Doblete (1993-1997)

En la temporada 1993-94 el United contrataría al centrocampista Roy Keane debido a la inminente retirada de Bryan Robson. El equipo obtuvo el campeonato después de liderar la clasificación durante todo el año y Cantona se convirtió en el máximo anotador de todas las competiciones con 25 tantos - aun habiendo sido expulsado en dos ocasiones. Asimismo, alcanzaron la final de la Carling Cup - donde cayeron derrotado (3-1) ante el Aston Villa - y se impusieron en la FA Cup tras derrotar al Chelsea (4-0).

En la temporada 1994-95 el United realizó una única contratación, David May - del Blackburn Rovers. Ese año el equipo empeoró considerablemente los resultados después de que Cantona atacara a un hincha del Crystal Palace en un encuentro disputado en Selhurst Park y recibiera una sanción de ocho meses y una condena de catorce días - dicha condena sería anulada y sustituida por 120 horas de servicios comunitarios. En invierno el United contrató al delantero del Newcastle United Andy Cole a cambió de siete millones de libras y del extremo Keith Gillespie. En el último encuentro del año el equipo empató (1-1) con el West Ham United, cuando una victoria les hubiera dado el campeonato. También caerían derrotados (1-0) ante el Everton en el último encuentro de la FA Cup.

Finalizado el año volvieron las críticas al entrenador escocés, que autorizó la venta de tres de las estrellas del equipo - el Inter de Milán contrató a Paul Ince a cambio de 7.5 millones de libras; el Chelsea a Mark Hugues a cambio de 1.5 millones; y el Everton a Andréi Kanchelskis. Alex defendió estas operaciones porque creía que numerosos miembros del filial estaban listos para dar el salto al primer equipo; Gary Neville, Phil Neville, David Beckham, Paul Scholes y Nicky Butt - los «novatos de Fergie» - dominarían Europa en los próximos años.

Cuando el United comenzó el año cayendo derrotado (3-1) ante el Aston Villa los medios atacaron duramente al escocés; escribieron que los inexpertos titulares habían causado la derrota del equipo. Alan Hansen escribió que «no se puede ganar nada con niños». No obstante, el equipo desarrolló un sistema más vistoso y se impuso en seis encuentros consecutivos.

Cuando Cantona cumplió la sanción el United estaba catorce puntos por detrás del Newcastle United; no obstante, una serie de buenos resultados llevó al equipo a liderar la clasificación en marzo. El entrenador del Newcastle - Kevin Keegan - estalló ante los medios deportivos: «¡Me encantaría batirles!». El año conllevó un balance muy positivo para el United, que obtuvo el campeonato y la FA Cup.

En la temporada 1996-97 el United obtuvo su cuarta Premier en cinco años. En Europa alcanzaron las semifinales de la Champions League, donde cayeron derrotados ante el Borussia Dortmund alemán. Finalizada la temporada Cantona decidió retirarse.

Triplete (1997-99) [editar]

En la temporada 1997-98 el United realizó dos nuevas contrataciones, el delantero Teddy Sheringham y el defensa Henning Berg; no obstante, sería el Arsenal - entrenado por Arsène Wenger - el que obtendría el campeonato. En el verano de 1998 contrataron al delantero Dwight Yorke, al defensa Jaap Stam y al extremo Jesper Blomqvist. Por otro lado, en diciembre de ese mismo año Brian Kidd - asistente de Alex - aceptó una oferta para entrenar al Blackburn Rovers y el técnico escocés nombró a Steve McClaren como su sucesor.

En la temporada 1998-99 - marcada por dramáticos encuentros - el equipo obtendría el triplete después de imponerse en liga, copa y Champions. En la vuelta de las semifinales de la Champions el equipo concedió dos tantos a la Juventus en los primeros minutos, aunque merced a un inspirado Roy Keane remontaron el marcador (3-2) y alcanzaron la final y en la FA Cup el United casi cayó derrotado ante el Arsenal cuando, después de un disputado encuentro, el árbitro expulsó a Keane y concedió un penalti al equipo londinense; no obstante Peter Schmeichel detuvo el lanzamiento y Ryan Giggs marcó el tanto de la victoria en el tiempo extra. En el último encuentro de la FA Cup el equipo se impuso al Newcastle United (2–0) con tantos de Teddy Sheringham y Paul Scholes. La victoria en Champions sería aún más increíble; en el último encuentro - disputado en el Nou Camp (Barcelona) - el United fue perdiendo por 1-0 ante el Bayern de Múnich hasta que Teddy Sheringham anotó en el descuento, y, cuando todo apuntaba a que se disputaría el tiempo extra, Ole Gunnar Solskjær marcó el tanto de la victoria

En el verano de 1999 la reina Isabel II armó caballero a Alex en reconocimiento a su contribución al mundo del fútbol.

Dominio de Inglaterra (1999-01)

En la temporada 1999-2000 el United se proclamó campeón de la Premier con 18 puntos más que el Arsenal. La insultante autoridad de los red devils hizo que los medios británicos declararan que el dominio económico del equipo podía debilitar al fútbol inglés.

En abril de 2000 el United contrató al delantero neerlandés Ruud Van Nistelrooy, del PSV Eindhoven, a cambio de 18 millones de libras;[46] no obstante, el holandés tuvo una lesión importante antes de incorporarse a la disciplina del equipo que le mantuvo apartado cerca de un año.

Para el nuevo año el equipo realizó otra importante adquisición - el portero Fabien Barthez, del que el AS Mónaco se deshizo a cambio de 7.8 millones de libras. La Premier 2000-01 constituyó un nuevo éxito para el United, que obtuvo el campeonato con 10 puntos más que el Arsenal. El equipo continuó con su política económica y adquirió al centrocampista Juan Sebastián Verón, del SS Lazio, a cambio de 28.1 millones de libras; un año después el Chelsea lo contrató por 15 millones.

Transición (2001-06)

En 2001 el Lazio contrató al central Jaap Stam a cambio de 16 millones de libras. Numerosos medios declararon que la causa de esta salida reside en que Stam escribió en su autobiografía, Head to Head, que habló con Ferguson de su marcha al Manchester United antes de que éste negociara con el PSV Eindhoven. Para reemplazar al central holandés el United adquirió a Laurent Blanc, veterano defensa del Inter de Milán.

Antes de que empezara el año el entrenador del United nombró como su asistente a Jim Ryan, ya que el Middlesbrough nombró a Steve McClaren como nuevo técnico.

El 8 de diciembre de 2001 el Manchester United era nóveno en la Premier a once puntos del Liverpool, que lideraba la tabla. En ese momento el equipo reaccionó imponiéndose en ocho encuentros de manera consecutiva, que le llevaron a lo más alto de la tabla. No obstante, el Arsenal obtuvo la competición y el equipo acabó el tercero después de caer derrotados en el penúltimo encuentro del año ante la escuadra de Wenger (1-0).En Europa el equipo cayó eliminado ante el Bayern Leverkusen en semifinales.

Ferguson achacó la mediocre temporada del United al hecho de haber anunciado su retiro; el entrenador escocés declaró que había sido un error que había desmoralizado al equipo. En 2002 accedió a continuar en el banquillo al menos tres años más. Para reconquistar el campeonato contrataron a Rio Ferdinand - central del Leeds United - a cambio de 30 millones de libras. Ese mismo verano Alex nombró a Carlos Queiroz como su nuevo asistente.

Dos meses antes de que acabara la Premier 2002-03 el United estaba a ocho puntos del Arsenal; no obstante, una serie de buenos resultados de los red devils llevaron el campeonato a Manchester.Ferguson describe este título como el más satisfactorio de su carrera, a causa de la recuperación del equipo después de un año complicado. De nuevo el entrenador escocés daba muestras de su impresionante capacidad para espolear al equipo.

Un año después el equipo obtuvo su novena FA Cup después de imponerse en el último encuentro al Milwall (3-0). Exceptuando el campeonato copero el equipo realizó una temporada desalentadora, quedando tercero en la Premier y cayendo eliminado de la Champions ante el Oporto, que a la postre obtuvo la competición. Además la asociación de fútbol inglesa impuso una sanción de ocho meses a Rio Ferdinand por no realizar un test de drogas.Las nuevas adquisiciones - Eric Djemba-Djemba y José Kléberson - resultaron decepcionantes a excepción de un extremo de diecinueve años llamado Cristiano Ronaldo

En la temporada 2004-05 el United realizó dos importantes contrataciones, el delantero Wayne Rooney y el central Gabriel Heinze.No obstante, la ausencia de Van Nistelrooy por lesión hizo que el equipo quedara tercero por tercera vez en cuatro años. Alcanzaron la final de la FA Cup, donde cayeron derrotados ante el Arsenal en la tanda de penaltis.

Los preparativos del escocés para la nueva temporada se vieron interrumpidos por un contencioso con el accionista mayoritario del equipo - John Magnier - relativo a la propiedad del caballo de carreras Rock of Gibraltar;[61] no obstante, la situación se aclaró cuando Magnier y su socio J. P. McManus acordaron vender sus acciones al multimillonario americano Malcolm Glazer, que se hizo con el control total del club.[62] A pesar de ello el United adquirió al cancerbero holandés Edwin van der Sar[63] (Fulham) y al mediapunta surcoreano Park Ji-Sung[64] (PSV).

El 18 de noviembre de 2005 el equipo rescindió el contrato de Roy Keane después de alcanzar un acuerdo con el centrocampista irlandés.El año constituiría una nueva decepción, pues en Champions el equipo cayó eliminado en la fase de grupos, y, aunque en el mercado de invierno realizó dos nuevas adquisiciones, el central Nemanja Vidić y el lateral Patrice Evra. acabó el año como subcampeón de la Premier, detrás de un Cheslsea que revalidaba el título.El triunfo en la Copa de la Liga se convirtió en un mero premio de consolación que apenás disimuló la crisis en la que se hallaba sumido el equipo, que parecía haber acabado un ciclo. Por otro lado una de las estrellas del equipo, Ruud Van Nistelrooy, se marchó al Real Madrid ese mismo año después de perder la titularidad.

Reconquista de Europa (2006-)

En verano de 2006 el equipo contrató a Michael Carrick como sustituto de Roy Keane a cambio de 14 millones de libras, aunque dicha cantidad podía ascender a los 18.6 millones dependiendo de los resultados. El United empezó muy bien el año imponiéndose en los primeros cuatro encuentros de la temporada. Detentaron el liderato todo el año y obtuvieron la Premier con una enorme autoridad. Las contrataciones realizadas en invierno del año anterior - Evra y Vídic - resultaron determinantes y constituyeron una imponente línea defensiva con Rio Ferdinand y Gary Neville. La adquisición de Carrick - duramente criticada por los medios - aportó orden y creatividad al mediocentro mancuniano en el que también destacó Paul Scholes. Asimismo Park Ji-Sung y Ryan Giggs demostraron su calidad en un ataque temible con Wayne Rooney y Cristiano Ronaldo.

Ferguson con su asistente Carlos Queiroz.

El 6 de noviembre de 2006 Ferguson celebró el vigésimo aniversario de su nombramiento como entrenador del United. Tanto el equipo como ex-futbolistas que habían estado en Manchester le rindieron un homenaje, al que también asistieron Arsène Wenger, y el ex-capitán Roy Keane. El 1 de diciembre el equipo anunció que había obtenido la cesión del veterano delantero Henrik Larsson, a quien el escocés admiraba y cuya adquisición había intentado con anterioridad. El 23 de diciembre de 2006 Cristiano Ronaldo anotó ante el Aston Villa el tanto número 2000 del equipo desde que Ferguson estaba en el banquillo.

El United obtuvo su novena Premier pero no pudo alzarse con el doblete tras caer derrotado en el último encuentro de la FA Cup merced a un tanto de Didier Drogba..Si el United se hubiera impuesto a los blues habría sido el primer equipo en obtener el doblete en cuatro ocasiones. En Champions alcanzaron las semifinales tras humillar (7-1) a la Roma en la vuelta de los cuartos de final. pero cayeron eliminados ante el Milán después de ser derrotados (3-0) en San Siro.

Para el nuevo año el equipo realizó importantes contrataciones como el mediocentro Owen Hargreaves, que abandonaba el Bayern después de siete años. El United reforzaría aún más el centro del campo con las adquisiciones del extremo Nani y del mediocentro Anderson. La última adquisición del verano sería el delantero Carlos Tévez - artillero del West Ham United y de la selección albiceleste - después de unas complicadísimas negociaciones.

Las nuevas adquisiciones no evitaron que el equipo realizara un muy mal arranque de temporada después de empatar en dos encuentros consecutivos y caer derrotados (1-0) ante el Manchester City. No obstante el United mejoró notablemente estos resultados y disputó el campeonato al Arsenal. El escocés declaró ante los medios que de todos los años que llevaba al frente del United, éste era el mejor equipo que había reunido nunca.

El 16 de febrero de 2008 el United aplastó al Arsenal (4-0) en la quinta ronda de la FA Cup; no obstante, el 8 de marzo los red devils cayeron derrotados (1-0) en la sexta ronda ante el Portsmouth,  que a la postre obtendría la competición. Terminado el encuentro Ferguson declaró que no había existido penalti y que Keith Hackett, presidente de una asociación arbitral responsable de los encuentros disputados en la FA Cup, «no estaba haciendo su labor correctamente». La FA Cup denunció al escocés por conducta impropia. No era la primera denuncia que recibía ese año, ya que anteriormente había cuestionado la actuación arbitral en el encuentro en el que su equipo cayó derrotado (1-0) ante el Bolton Wanderers.

El 11 de mayo de 2008 el United obtuvo su décimo campeonato de liga, exactamente 25 años después de que Ferguson llevara al Aberdeen a derrotar al Real Madrid en el último encuentro de la Recopa de Europa. El Chelsea, máximo competidor del United, acabó el año a dos puntos de los red devils después de empatar ante el Bolton (1-1) en el último encuentro del año.

El 21 de mayo de 2008 Ferguson obtuvo de nuevo la Champions derrotando al Chelsea en la tanda de penaltis (6-5) en un encuentro disputado en el Estadio Olímpico Luzhnikí (Moscú). Un penalti que no convirtió Cristiano Ronaldo dio a los blues la opción de obtener la competición si John Terry marcaba; no obstante, el central del Chelsea tampocó anotó y Edwin van der Sar detuvo el lanzamiento de Nicolas Anelka dando la victoria a los red devils. Tras obtener el título los medios especularon con que el escocés tenía intención de retirarse en tres años, aunque él mismo desmintió dichas informaciones.

En la temporada 2008-09 el equipo revalidó el campeonato liguero lo que convirtió al escocés en el primer entrenador de la historia del fútbol inglés en obtener la Premier League tres veces consecutivas en dos ocasiones. Con Ferguson el Manchester United ha obtenido once títulos ligueros; asimismo, con la victoria en la Premier 2008-09 el equipo alcanza el récord del Liverpool con 18 títulos. El 27 de mayo de 2009 el equipo disputó la Champions al Barcelona, cayendo derrotado en un impresionante encuentro de los catalanes (2-0).

Tras la ceremonia de celebración el técnico escocés declaró que estaría en el United hasta que su salud se lo permitiera y que estaba contento de celebrar un nuevo título. De revalidar el campeonato los mancunianos rebasaran el récord del Liverpool y se convertirán en el equipo británico con más victorias en la Premier


2010 © Sitio Web Oficial de Mario Viera
www.mariovieraenlina.com | contacto@mariovieraenlinea.com